Nuestra filosofía nos hace especiales

Nuestra filosofía sigue siendo la misma que hace más de un siglo: la calidad por delante de todo. Estamos comprometidos con una dieta natural y una cuidada forma de elaboración, artesanal y tradicional, trabajo constante e innovación, los principales ejes de nuestra filosofía que nos permiten lograr resultados óptimos, que sin duda se reflejan en el Sabor de nuestros productos.

«Estamos comprometidos con la lenta cultura alimentaria, que anima a los consumidores a alimentarse cuidadosamente, evaluando la calidad, la procedencia de la materia prima y la forma de cocinar»

La materia prima utilizada en la elaboración de nuestros productos proviene de la raza porcina Duroc. Una raza de Los EE.UU. que destaca por su calidad, con una carne más sabrosa, tierna y roja, que tiene poca agua y proporciona colesterol bueno y triglicéridos no saturados. Los cerdos Duroc se crían con una alimentación estricta y controlada, a base de cereales, leguminosos, vitaminas y minerales. También cumplen con todos los requisitos de bienestar animal, lo que garantiza que están en libertad y en una densidad que garantiza su calidad de vida.

Nuestros productos no tienen ninguna adición industrial o química, sólo añadimos productos naturales como pimienta o sal, por esta razón son adecuados para personas con alergias o lactosa.

El proceso de elaboración es completamente artesanal y seguimos utilizando la forma ancestral de trabajar que nuestros antepasados ya utilizaban, lo que resulta en una calidad y sabor inmejorables.